Cunnilingus Guia.

Cunnilingus Guia.

Ofrecer una técnica #erótica a otra persona es siempre un descubrimiento. Haberla practicado previamente da una experiencia innegable, pero cada persona es diferente y también las circunstancias lo son. Por eso, antes de adentrarnos en esta popular técnica deberías tener en cuenta lo siguiente:

1. Observa, observa y observa. Cada mujer es diferente y tiene diferente sensibilidad. Pero, además, su sensibilidad puede cambiar en función de muchos parámetros.

2. Elige una posición cómoda para ella: Va a estar varios minutos estirada y si la posición es cómoda puede cansarse. O peor, como consecuencia del placer puede quedar en posición incómoda y terminar con una contractura. Es una buena idea colocar un cojín debajo de sus caderas. Así reposaran de forma cómoda

3. Elige una buena postura para ti: Intenta no recostarte forzando las cervicales porque después de un rato pueden dolerte. No estoy diciendo tonterías. Si te duele el cuello o tienes una contractura en el momento culminante, es muy posible

4. Entrena la lengua: Es un músculo como los demás y se “cansa” como todos los músculos de tu cuerpo. Una forma divertida de educarla es comer todo tipo de sustancias semisólidas sin cuchara. Lamer platos, o “pescar” garbanzos dentro de una sopa puede ser una buena idea, siempre que no esté muy caliente.

5. Calienta: Aunque en las películas porno se amorran al pilón y aunque una lengua no es tan dura como un dedo y no puede hacer tanto daño, si puede causar molestias. Sobre todo si te lanzas sobre el clítoris. Da unos cuantos rodeos para ir preparando la zona.

6. Genera confianza: El estrés es enemigo del placer. Antes de acceder a las zonas más íntimas es necesario que la mujer tenga sensación de confort. Cada mujer tiene sus necesidades de intimidad. Una actriz porno es capaz de disfrutar de esta o de otras técnicas frente a cientos de personas pero otra puede necesitar, por ejemplo, oscuridad.

De entre todos ellos el principal aspecto a tener en cuenta es la observación. Observando podrás calibrar sus reacciones, dónde das placer, dónde se genera mal rollo. Pero no sólo la zona, también el tiempo. Qué áreas se vuelven placenteras cuando antes eran dolorosas?, por ejemplo.

 

Escrito por:
 Jordi Cascón Colaborador de TupperSexAndalucia
 http://Erotonomía.com

 

No Comments

Post A Comment