Cunnilingus 3. Preparando los utensilios.

Cunnilingus 3. Preparando los utensilios.

 

Todo asado precisa de pinzas, atizadores y utensilios varios. Nuestros utensilios serán la boca y las manos ¿Las manos? Pero si esto es cunnilingus, pensarás.

Pues sí, las manos, pero como auxiliares. Por supuesto la boca es la protagonista pero no debemos renunciar a otras partes del cuerpo si nos sirven para hacer la experiencia más placentera.

 

La boca

Los labios:

Son carnosos y están recubiertos por una piel suave. Con los labios puedes:

–              Rozar. Simplemente contactando de forma superficial. Recuerda que la piel exterior del labio es muy fina pero no está lubricada. Siempre es una buena idea humedecerla antes der rozar zonas tan sensibles.

–              Besar: Son succiones breves que pueden o no implicar a toda la boca. En un primer momento serán necesarios besos muy superficiales. Después, cuando la cosa esté muy caliente, puedes ir más a fondo.

–              Succionar: Aplicas los labios sobre una determinada zona e intentas hacer el vacío. De esta forma la piel entra en tu boca. Es muy agradable en determinadas zonas como las ingles, los labios mayores o el monte de Venus. En momentos cercanos al clímax la succión sobre el glande del clítoris puede tener efectos espectaculares.

 

La lengua:

Es blanda y a la vez firme. Y de gran precisión. Por algo es la estrella de esta técnica. Usándola puedes:

 

–              Lamer: Se trata de utilizar este músculo (que además está auto lubricado) para acariciar determinadas zonas. Tiene una ventaja: Es casi imposible causar dolor usándola. Pero fíjate que digo casi, porque si la aplicas sobre el glande del clítoris resultará desagradable, sino está erecto.

Puedes básicamente usar la lengua de dos formas extremas:

  1. De punta: Cuando quieras ser precis@. La punta de la lengua es más precisa que la punta del dedo pero necesita entreno.
  2. Plana: Es muy útil cuando quieres un contacto suave con toda o con parte de la vulva.

Entre uno y otro extremo hay una infinita variedad de posiciones. Además tienes otras formas de poner la lengua. Por ejemplo, en forma de macarrón, muy interesante para lamer el clítoris si consigues el diámetro perfecto.

–              Tocar e incluso golpear: Los toques y golpecitos con la punta de la lengua son una interrupción de la rutina y pueden tener gracia. Si pretendes ser cruel estos toques te serán de gran utilidad, crearás gran ansiedad en tu “víctima”.

 

Los dientes:

Sí, los dientes. Los puedes usar pero con mucho, mucho cuidado. Incluso si estás en una sesión de BDSM. No muerdas fuerte, las estructuras de la vulva son extremadamente delicadas y puedes dañarlas.

Pero si tomas precauciones pueden dar juego. Puedes, por ejemplo, usarlos para tirar de los labios menores (suavemente) o atrapar el clítoris en aquella manera de morder sin morder tan agradable.

Colocándolos en contacto por su cara frontal con el clítoris y haciendo vibrar tu garganta se pueden convertir en una improvisado de vibrador. Si eres muy hábil puedes conseguir un gran efecto.

 

 

Las manos:

Sí, las manos también. Si vas a estar usando la lengua en su vulva, tendrás las manos libres. Puedes usarlas para estimular otras zonas. Experimenta con las distintas posiciones. Planas, en puño, abarcando determinadas regiones (los glúteos o los pechos, por ejemplo).

Con las manos puedes golpear, rozar, frotar, acariciar o usar cualquier otra técnica para complementar los estímulos que estés generando con la lengua.

Mención aparte tienen los dedos. Todos, pero especialmente el índice y el corazón. Ambos son muy adecuados para la estimulación de la vagina y el punto G o del ano, como complemento de la estimulación lingual.

Siempre he dicho que en la “orgasmática” es mucho mejor la tecnología “digital” que la “analógica”. Por su precisión, su manejabilidad y porque no es necesario mantener duros los dedos mucho tiempo. Ya son duros.

Como complemento de la lengua resultan utilísimos desarrollando una sinergia realmente explosiva.

 

Escrito por:
Jordi Cascón Colaborador de TupperSexAndalucia
http://Erotonomía.com

No Comments

Post A Comment