Mitos de los succionadores

Mitos de los succionadores

Los succionadores son unos juguetes sexuales que han cobrado bastante popularidad. Desde el «boom» del Satisfyer, muchas mujeres se han interesado más por la masturbación y los juguetes. Pero, aunque han ganado bastante popularidad, aún existen mitos alrededor de estos juguetes. Hoy en Tuppersex Andalucía aclararemos algunos mitos de los succionadores

¿Pueden los succionadores reemplazar el sexo?

No. Los juguetes son creados para ayudar a las personas a que puedan generarse placer de una forma más sencilla. En el caso de los succionadores, estos están pensados para la masturbación, es decir, para el placer en solitario y exaltar el lugar que ocupa el clítoris como centro del placer femenino.

Aunque tienen la cualidad de producir orgasmos rápidamente (probablemente mucho más rápido de lo que se logra teniendo sexo con alguien), también es cierto que la acción humana es irremplazable.

Aunque es vital la masturbación para que puedas conocerte a ti misma entender tu placer y un largo etcétera, es necesario saber que un objeto nunca podrá reemplazar la acción humana. Tienen funciones distintas, pero pueden complementarse.

¿Los succionadores succionan?

Este es uno de los más comunes mitos de los succionadores. Y se repite tanto que muchas personas terminan por creérselo, resultando en que, durante el sexo oral, intentan succionar el clítoris. Y más allá de una sensación quizás incómoda, succionarlo no puede producir el mismo efecto que un succionar. Porque los succionadores no succionan.

Estimulador o estimulador de clítoris probablemente sea un término más adecuado. Porque no succionan, sino que estimulan el clítoris a través de ondas. Dependiendo del producto, la forma de estimulación será diferente. Los más populares, utilizan algo llamado ondas sónicas, que estimula el clítoris en toda su extensión (recordemos que el clítoris es un órgano mucho más grande de lo que se ve), sin tener contacto directo con el órgano. Así que no, los succionadores no succionan, estimulan.

¿Son peligrosos los succionadores?

Además de las alabanzas que se les hace a los succionadores en la prensa, también nos encontramos, por otra lado, con detractores de estos productos. Ellos afirman que su uso, de estímulos tan fuertes, puede llegar a habituar a quien lo use únicamente a estímulos de esta índole. De manera que, cuando piense en tener sexo o estimularse de otra forma, se le hará muy difícil sentir placer, ni hablar de llegar a un orgasmo.

Esto tiene algo de verdad. Recordemos que los excesos nunca son buenos; incluso exagerar bebiendo agua puede resultar en un problema de salud para tu cuerpo. Así que el uso de un juguete sexual en exceso, sea cual sea, puede llegar a afectar la forma en la que sientes placer. Solo que, para llegar al punto, tienes que abusar del uso de los succionadores. Pero si combinas su uso con otras formas de estimulación y no los usas en exceso, no tendrás que preocuparte por eso.

Mitos de los succionadores

Esperamos que esta aclaración sobre los mitos de los succionadores os ayude a entender un poco más cómo funcionan estos juguetes.

En nuestro Tuppersex en Andalucía recomendamos el uso de los succionadores, siempre y cuando no sea de forma abusiva.

Tags:
,
No Comments

Post A Comment