Sweet dreams

Sweet dreams

Después de la ultima canción ya no sabia donde estaba, ni lo que hacia, solo me dejaba llevar por mi Ama, ya no era dueño de mi, ataviado con una segunda piel de látex negro, arnés de cuero negro.

Estaba totalmente entregado a su voluntad, no hacia falta que ella me hablase, la extensión de su mano era el látigo ordenando sobre mi alma sumisa. Empezó a sonar SWET DREAM, se acomodo en un sillón que tenia detrás, todavía sentía las punta de su tacones en mi espalda, en mi pecho la cera caliente pegada. Quedé de rodillas, agarró mi cabeza y con un fuerte empujón dirigió mi boca hacia su pubis.

¿Que quería de mi, cómo saberlo?, no es propio de un esclavo preguntar, pues el castigo hubiera sido peor que el placer de sufrirlo. Solo me deje llevar, separé y deje al descubierto su clítoris entre mis dientes, para suavemente acariciarlo con la lengua, su tamaño perfecto, hinchado de placer, moviendo mi cabeza con sus manos al ritmo de la música que iba in crechendo.

Ella tenia el control sobre mi, pero en un instante se intercambiaron los roles, ahora era yo quien dominaba su placer, sus jugos me iban llenando el paladar, me incitaba a morderla y sus gestos eran de placer, tuve que esforzarme para que mi lengua se quedase en la entrada de su sexo, recogiendo su néctar, en ocasiones sin aliento. Presionándome la cabeza sobre su vagina que se resbalaba por tanto jugo, sobre el escenario de aquel local lleno de gente, en aquel show de sumisión, solo sentía aquella diosa salida del averno.

Sin esperarlo, se aparto de mi, se puso de pie y yo quede mirando hacia el cielo, hipnotizado por la imagen de su sexo a pocos centímetros de mi boca que quedo abierta, imaginando lo que vendría en pocos segundos, con un rápido movimiento de dedos hizo brotar de ella sus fluidos, en forma de cascada, de la cual me lleno todo mi rostro, nunca sentí sensación alguna, allí quede postrado ante su imponente figura, lleno de su esencia, extasiado, con ganas de mas, y en mi cabeza solo podía escuchar las estrofas de aquella canción que me invitaban a seguir soñando.

VOY A USARTE Y ABUSAR DE TI,

VOY A SABER LO QUE HAY DENTRO DE TI.

Tags:
No Comments

Post A Comment