Cómo estimular el deseo sexual

Cómo estimular el deseo sexual

Todos tenemos días en los que no estamos al 100%. Días en los que no tenemos ganadas de nada más que permanecer en cama y dormir, y esto es perfectamente normal. Lo mismo sucede con el sexo, pues no siempre se puede estar al 100% en el estado físico y mental perfecto para tener el polvo de tu vida. Sin embargo, cuando es algo constante, es probable que haya ciertos aspectos de tu vida que estén afectando tu deseo sexual.

En este artículo te contaremos cómo estimular el deseo sexual.

Hay que controlar el estrés

El estrés puede aparecer por muchas cosas: preocupación referente al trabajo, al dinero, a los estudios, la situación mundial incluso a la crianza de los hijos, y puede tener efectos devastadores en nuestro cuerpo, siendo asociado de forma directa e indirecta a multitud de enfermedades. Y, como de seguro sospechaste, también puede afectar tremendamente tu deseo sexual. Porque es difícil encenderse cuando tienes la cabeza en el informe que tienes que entregar para mañana o en los problemas relacionados por la pandemia.

Recomendamos hacer una pausa y dedicar momentos del día a desconectarse. Tratar de ver lo menos posible las redes sociales, y en caso de sufrir estrés laboral, buscar otra alternativa aunque no suene fácil). Porque el estrés no solo afectará tu deseo sexual, sino que literalmente puede matarte.

Come saludable y haz ejercicio con regularidad

La comida es esencial para que nuestro cuerpo funcione bien, de la misma forma en que no es el ejercicio. Y te darás cuenta de que te sentirás mucho mejor comiendo de forma balanceada y haciendo ejercicio que comiendo soplo golosinas mientras vives de forma sedentaria.

Tampoco es necesario que de un día para el otro te enroles en el culturismo, pero comer de forma balanceada y hacer ejercicio puede hacer una gran diferencia en el deseo sexual. Es recomendable comer tres comidas de proteína, carbohidratos y abundantes vegetales. Como también es recomendable ejercitar al menos cuatro días a la semana.

Un buen sueño es esencial

Tu cuerpo necesita descansar. Si no descansas de forma correcta, entonces es imposible que funcione bien. Por lo tanto, es necesario que puedas dormir lo suficiente. De otra forma es difícil que tengas un saludable deseo sexual o que siquiera puedas vivir el día a día con normalidad.

5 horas de sueño no son suficientes. Es recomendable que duermas al menos 7 horas. ¿Cómo hacerlo? Evitando las pantallas antes de dormir, bebiendo tés especiales para relajarse y gastar la energía durante el día.

Ver a un especialista

Si haces todos estos cambios en tu vida y aún así sientes que tu deseo sexual no aumenta, es recomendable que veas a un especialista, al que le puedas contar tu situación particular y que te aconseje que es lo mejor para ti. A veces las soluciones a nuestros problemas pueden ser más difíciles de lo que parecen.

Cómo estimular el deseo sexual

Esperamos que te haya gustado este artículo sobre cómo estimular el deseo sexual. Y si quieres leer más artículos como este, te invitamos a que visites nuestro blog haciendo click aquí.

No Comments

Post A Comment