… Llego a casa tras un día agotador,ansiosa de meterte bajo la ducha…”hoy voy a relajarme y disfrutar del baño”… iluminas el baño con velas, para hacerlo mas placentero, entras en la ducha y sientes como el agua cae por tu cuerpo a la vez que el aroma de las velas penetra por tu nariz…respiras mientras notas como todos tus sentidos se relajan, cierras los ojos y simplemente sientes…unos instantes después unas suaves manos recorren tu cuerpo, notas como te masajean hasta el final de la espalda ,tu piel se eriza… gimes, poniendo de manifiesto el placer que estas sintiendo… una suave voz susurra en tu oído… levanta los brazos y no abras los ojos, solo disfruta…

 

Esas manos, esa voz… sin gesticular obedeces… notas el agua caer, ummm las manos resbalan suavemente por tus brazos, axilas y pecho… gimes de nuevo, ahhhh…

 

Otra vez esa voz en tu oído,- levanta una pierna para que pueda seguir enjabonándote, sonríes y obedeces…

 

¡Tú placer continua, sintiendo como su boca rodea tu pezón izquierdo y lo succiona!…¡¡dios!!! La tentación de abrir los ojos aumenta, pero prefieres sentir…Con suavidad las manos bajan por tu vientre llegando a tus partes mas intimas, notas tu cuerpo estremecer de placer y solo piensas en que sus manos no se detengan y te den el placer mas absoluto…

 

Escuchas-, dame tu placer, quiero oírlo, sentirlo en mis manos, sus dedos se mueven con más y más rapidez, proporcionándote el placer que tantas ansias…

 

Pasados unos instantes y una vez recobrado el aliento, abres los ojos buscando a esa persona que ha conseguido saciar tu placer mas oculto. Abres los ojos para descubrir que no hay otra persona, solo TÚ…

Escritor:

Dolo Mar

dolommatas@gmail.com