En el proceso de desarrollo de la copa menstrual MeLuna, y gracias a la ayuda de muchas mujeres, MeLuna ha incluido una versión de copa menstrual nueva y diferente: MeLuna Shorty.

La copa menstrual MeLuna Shorty es un centímetro más corta que la versión estándar de MeLuna y está concebida para mujeres con una cavidad vaginal muy corta, para aquellas usuarias que puedan tener el orificio del útero muy cerca de la entrada de la vagina o con un descenso del útero.

También es apta para mujeres de estatura baja y complexión muy delgada, para mujeres que nunca han tenido relaciones sexuales y también para mujeres con un IMC superior a 28 puntos y/o un suelo pélvico débil. El nuevo modelo MeLuna Shorty combina a la perfección las ventajas de una copa menstrual más corta y la mejor capacidad para retener flujo menstrual posible.

¿Por qué MeLuna Shorty es tan versátil y especial?

Gracias a la acotación de un centímetro y la conservación del diámetro en comparación con la versión estándar, MeLuna Shorty adopta una forma cónica que resulta más cómoda para mujeres de baja estatura, descenso de útero o cavidad vaginal corta.

Su forma cónica y robustez, al acortar y conservar diámetro Shorty se vuelve más compacta, facilita mejor la apertura dentro de la vagina, con lo que se ha comprobado que funciona a la perfección en suelos pélvicos debilitados o también en personas con cierto grado de sobrepeso u obesidad.

¿Para quién es la copa menstrual MeLuna Shorty S?

Shorty talla S es la copa menstrual más pequeña del mercado. Si el test MeLuna te sugiere una talla S, y estás dentro de los siguientes grupos, eres usuaria de Shorty S:

Chicas jóvenes que empiezan a menstruar, entre los 12 y los 14 años.

Mujeres de complexión pequeña y baja estatura.

Mujeres que nunca han tenido relaciones sexuales y que no han tenido partos vaginales con poco flujo menstrual y el suelo pélvico bien desarrollado.*

Mujeres con descenso de útero o que tienen por naturaleza su cavidad vaginal corta.

Mujeres con una musculatura pélvica bien desarrollada.

Una combinación de alguno de los anteriores puntos.

¿Para quién es la copa menstrual MeLuna Shorty M?

Shorty M es una copa relativamente pequeña con tan sólo 38 milímetros de longitud, y con un volumen de 18 milímetros, el doble que un tampón desechable de absorción regular. Si el test MeLuna te sugiere una talla M, y estás dentro de los siguientes grupos, eres usuaria de Shorty M:

Mujeres con ligero sobrepeso y suelo pélvico normal o poco entrenado.

Mujeres con un IMC superior a 28 puntos y suelo pélvico normal o poco entrenado.

Mujeres con un descenso leve del útero o cavidad vaginal corta.

Una combinación de alguno de los anteriores puntos.

¿Para quién es la copa menstrual MeLuna Shorty L?

La copa menstrual MeLuna Shorty es apta para mujeres entre 35 y 45 años que han tenido varios embarazos, con una musculatura pélvica un poco débil conjuntamente con un prolapso uterino que recorta la longitud de la vagina.

Shorty L, con el mismo diámetro que su versión estándar pero con menor longitud, se sostiene mejor en una musculatura pélvica débil, aguanta firme y perfecta y puede desplegarse en la vagina sin problemas y sin producir pérdidas.

En los casos de sobrepeso o cierto grado de obesidad, MeLuna Shorty talla L actúa de la misma forma, gracias a su forma cónica y robusta, soporta mejor una presión externa. Eres usuaria de Shorty L si el test MeLuna te sugiere una talla L y estás dentro de alguno de estos grupos:

Mujeres con ligero sobrepeso o y un suelo pélvico un poco debil.

Mujeres de mediana edad, con partos vaginales y tendencia a obesidad.

Mujeres con un prolapso uterino que recorta la longitud de la vagina.

Mujeres con cavidad vaginal corta.

Una combinación de alguno de los anteriores puntos.

¿Para quién es la copa menstrual MeLuna Shorty XL?

Shorty XL es para mujeres con un IMC superior a 28 puntos y con una musculatura pélvica débil conjuntamente con un prolapso uterino que recorta la longitud de la vagina. La copa menstrual MeLuna Shorty XL, con el mismo diámetro que su versión estándar pero con menor longitud, se sostiene mejor en una musculatura pélvica débil, aguanta firme y perfecta y puede desplegarse en la vagina sin problemas y sin producir pérdidas.

En los casos de sobrepeso o cierto grado de obesidad, MeLuna Shorty talla XL actúa de la misma forma, gracias a su forma cónica y robusta, soportando mejor una presión externa. Si el test MeLuna te sugiere una L o una XL y estás dentro de alguno de estos grupo, eres candidata a Shorty XL:

Mujeres con sobrepeso o y un suelo pélvico debil.

Mujeres de mediana edad, con partos vaginales y tendencia a obesidad.

Mujeres cuyos músculos del suelo pélvico estén bastante debilitados y/o con un prolapso uterino que recorta la longitud de la vagina.

Mujeres con cavidad vaginal corta.

Una combinación de alguno de los anteriores puntos.

La nueva línea de copas MeLuna Shorty ya está disponible en 4 tallas (S, M, L y XL). Pese a su pequeño tamaño, la copa MeLuna Shorty, salvo el modelo Shorty S, supera la capacidad de la mayoría de tampones del mercado.

*Nota: el uso de copas menstruales y tampones por primera vez pueden dañar el himen, si su conservación es importante para ti debes tener en cuenta este hecho.