consurso

Concurso MicroRelato Erótico 2020

Ganadores

!!Muchas gracias a todos los participantes en nuestra cuarta edición del concurso de Microrelato Erótico!!! Ha sido realmente complicado elegir un ganador porque los relatos que hemos recibido son todos muy buenos. Pero finalmente estos son los ganadores:

Primer premio para «Señales Incompletas», de S. Maturin.

Segundo premio para «La Boda», de Linra Martel

Y para que podáis disfrutar de ellos aquí os los dejamos para que podáis leerlos:

Primer premio: Señales incompletas. S. Maturin

Cada madrugada esperaba en la parada el autobús casi vacío. Esa mañana algo cambió al recorrer con la atención distraída el conocido interior del vehículo, sus ojos se posaron en la media sonrisa que le observaba con descaro.

Como por aburrimiento, su ojos empezaron a recorrer lentamente el cuerpo de la mujer. Ella continuaba inmutable, sin ignorarle, pero tampoco dando a entender que notaba su atención. De repente notó un ligero movimiento de sus rodillas, prácticamente imperceptible y sutil. ¿Una invitación a posar sus ojos más allá del horizonte oscuro que la falda producía?, se preguntó.

No le dió mayor importancia, creyó que se trataba sólo de su imaginación mezclada con el estado de somnolencia que le embriagaba a esas horas.

Al día siguiente la escena se repitió, la misma hora, los mismos asientos, la misma sonrisa y, por supuesto, el mismo movimiento de las rodillas. Sin embargo ese día su cuerpo reaccionó de forma imprevista con una excitación instintiva e indeseada. Se ruborizó y acomodó su cuerpo de forma que no se notase el aumento de volumen.

Durante varios meses este ritual se repitió cada día a primera hora de la mañana y, el no saber si el movimiento era real, le obsesionaba durante el resto de la jornada. Se sorprendió pensando en las piernas de la mujer del autobús mientras hacía el amor con su novia.

La atracción que sentía por ella le estaba trastocando la vida. Se levantaba antes de tiempo y vivía con ansiedad la espera. Ese momento era el preludio de una excitación que luego volvía a rememorar durante el resto del día.

Sin previo aviso un día la mujer no apareció. Su pequeño secreto de la mañana de desvaneció. Las siguientes semanas fueron un desastre, cada día esperaba volver a verla, pero no ocurrió. 

Un domingo por la mañana, varios meses después de ese último encuentro, estaba sentado desayunando en una terraza de un parque cercano a casa, distraído. Posó la mirada en unas rodillas que asomaban por debajo de una mesa cercana. El corazón de dió un vuelco a notar el mismo movimiento de invitación del que tanto había dudado. Al levantar los ojos vio el rostro de la mujer con una sonrisa radiante. En ese momento supo que el deseo era mutuo, sus sueños eran compartidos y que la excitación que sentía sería correspondida.

S. MATURIN

Segundo premio: La Boda- Linra Martel

Llevaba años sin ver a Amina. No recuerdo cuantos. ¿Cuatro? ¿Cinco? Desde los tiempos de la Complu, no, desde que trabajamos juntas para aquella firma internacional de moda “low cost”.  Que recuerdos de aquella chica árabe que llegó ataviada con su al-amira, sus ropas amplias y sus gafas, casi igual de grandes, a clase. Quizá por ser las “raras” congeniamos desde el primer momento. Fuimos grandes amigas. Y ahora, mi amiga del alma se casaba en Abha, su ciudad natal. 

Hace semanas, en su última videoconferencia, ella se confesó plenamente enamorada de Adib y eso me tranquilizó. 

Billetes pagados y un viaje de ensueño, ¿Quién puede resistirse al influjo de la provincia de Asir y su parque natural?. 

Amina me esperaba en el aeropuerto. Seguía igual. Su túnica marcaba las generosas curvas de su cuerpo. El abrazo y el olor característico de mi amiga me transportó a aquellos años de viajes por España y medio oriente en busca de un futuro empresarial. 

“Ven por aquí. Te he preparado una habitación en  mi casa. Disculpa pero no quería dejar a mi ‘ukht en cualquier hotel de la ciudad”

¡Cuantas emociones! Es imposible pegar ojo. El calor tampoco es excesivo pero … no, definitivamente esta noche no conciliaré el sueño. Quizá beber algo me ayude a dormir, voy a la cocina. 

En el pasillo me encontré  a Amina, 

  • ¿Qué? ¿Tú tampoco puedes dormir? 
  • No.  Serán los nervios de la boda 
  • Iba a beber algo ¿Quieres?
  • No, pero te acompaño a la cocina 

Cogí un vaso de  jellab  y me iba a la habitación. Al llegar, sentí que Amina tenía algo que decir. “Quieres pasar”. Amina no se lo piensa y entra en la habitación de invitados. Cerré la puerta y al darme la vuelta vi que Amina se había despojado de su camisón. Su pecho es bastante más grande de lo que pensaba. Sus pezones enormes. El vello de su pubis, salvaje y su cintura no desmerece nada a la carretera de Vegarada. Sin darme tiempo a hablar me besa, me desnuda con una maestría digna de una odalisca y para mi sorpresa … me gusta. Su lengua activa mi deseo, el cuerpo de Amina sabe a almizcle y sí, definitivamente me gusta. Creo que este viaje también va a regalarme mi primera experiencia lésbica. 

“¿Te quedarás unos días después de la boda?” pregunta Amina entre jadeos …

Estos son los premios que se llevaran:

El primer premio será un lote de productos valorado en más de 80€. 
Patrocinado por la Marca Ritual.Ritual Shushu
1 semana de Clase online en la escuela de Danza CDA
http://cdafernandovoltor.blogspot.com/
Publicación del relato en
http://leyendoentrelineasblog.blogspot.com/
Descuento especial para el proximo evento Couple Buduoir Party
http://www.adriantomadin.com



El segundo premio será un lote de productos realizado por -TupperSexAndalucia
Publicación del relato en http://leyendoentrelineasblog.blogspot.com/

Agradecer la participación de todos los que nos han mandado sus relatos, a nuestro jurado y a nuestros patrocinadores y colaboradores.

GANADORES DE EDICIONES ANTERIORES

Ganadora 1ª Edición  Ani Almanguer «Jack»

Ganadora 2ª Edición Juliette Sartre  «Buenas noches»

Ganador 3ª Edicion Alvaro Villa André «Atame»