Posiciones sexuales más placenteras para la mujer

Posiciones sexuales más placenteras para la mujer

Muchas veces, el sexo puede volverse algo rutinario, siempre con las mismas posiciones, las cuales no siempre (por no decir que nunca) te ayudan a llegar al tan deseado orgasmo. No obstante, hay muchísimas posiciones sexuales que puedes probar con tu pareja, las cuales serán muy gratas para ambos y te ayudarán a poder tener ese tan anhelado orgasmo. Y en este artículo te contaremos cuáles son las posiciones sexuales más placenteras para la mujer.

Posiciones sexuales más placenteras para la mujer

En esta breve lista decidimos incluir no solo posiciones idóneas para llegar a un orgasmo, sino también posiciones que los hombres disfrutan mucho, que pueden llegar a ser sumamente deleitosas para ambos.

Así que, sin más preámbulos, veamos cuáles son las posiciones sexuales más placenteras para la mujer:

La cucharita

Esta posición que es muy cómoda para dormir juntos también puede volverse en una intensa posición sexual. Estarás tumbada de lado, mientras tu hombre te abraza por detrás, entrando. Puedes levantar un poco la pierna para facilitar la penetración.

Con esta posición, además de permitir una gran cercanía, se presta para susurros, decir cosas sucias, y que ambos disfruten de los gemidos del otro.

De perrito

Esta posición es muy popular tanto en hombres como en mujeres. Para los hombres, permite controlar el ritmo de la penetración y alcanzarla de una forma bastante profunda. Por no decir que también permite una vista privilegiada de la espalda.

Para nosotras, es una posición que tiene muchas posibilidades, especialmente para alcanzar un orgasmo. Estimulándote mientras recibes la penetración, quizás utilizando un juguete sexual, es una estupenda forma en que puedes llegar al orgasmo.

El trono del rey

Esta es una posición que las parejas pueden disfrutar un montón. Porque es bastante cómoda y porque permite un contacto visual total, donde ambos se sienten involucrados totalmente en el encuentro.

Para hacer esta posición, basta con que él se siente. Bien puede ser una silla, un sofá, incluso u n borde de la cama. Y tú entonces te sentarás sobre él, mirándolo directamente a los ojos.

Esta posición tiene una variación, que es dándole la espalda a él.

El misionero

El misionero es una posición clásica, que en principio puede no parecer muy atractiva, pero si se le agrega algo de picante, puede ser muy emocionante y deleitosa.

Una de las formas en que se puede mejorar es involucrado un juguete sexual, como un vibrador mientras está la penetración.

Otra opción es pedirle a él que haga la penetración lenta, constante, y profunda. Llegará muy hondo, y esa profundidad precisamente estimulará las paredes vaginales, o el cérvix, dependiendo de la forma del pene. Además, de estimular el clítoris por el roce de las pelvis.

Conclusión

Con estas posiciones sexuales, podrás llegar al orgasmo con más facilidad y experimentar posiciones nuevas (o viejas, pero con una perspectiva distinta), que harán que ambos disfruten más del sexo.

Lo más importante es que ambos encuentren posiciones que más disfruten y que puedan sacarle el máximo jugo a los encuentros, dejando que las emociones y las sensaciones fluyan.

Esperamos que te haya gustado este artículo, y si quieres aprender más sobre sexualidad, no olvides visitar nuestro blog.

No Comments

Post A Comment